¿Qué siente una persona con miedo a volar?

miedo a volar
El miedo reside en la posibilidad de que algo malo suceda. Pero no todos tienen el mismo miedo... Sigue leyendo.

Por Carola Sixto, periodista y publicista, creadora del blog Miedo a los Aviones y la comunidad @volarsinmiedo

Sudor en las manos, necesidad de agarrarse fuerte del apoyabrazos, taquicardia, angustia, frustración, dificultad para salir del estado de alarma permanente, compulsión por obtener datos del vuelo o del clima, deseos de cancelar el viaje o de bajarse antes del despegue, pensamientos catastróficos… 

Éstos son algunos de los síntomas que puede experimentar una persona con temor a volar. 

Básicamente, el miedo reside en la posibilidad de que algo malo suceda. Pero no todos tienen el mismo miedo: 

  • Hay personas que temen a que el avión tenga un problema técnico; 
  • Otras personas que sienten temor a las turbulencias o a que el avión se meta en una tormenta (y se caiga como en las películas); 
  • Y también están las personas que no tienen ninguno de los miedos anteriores sino que temen sentirse mal, no soportar el encierro o descontrolarse, para mencionar apenas algunos temores. 

-”¿Y si empiezo a correr por el pasillo totalmente fuera de control?”

-”¿Y si empiezo a arañar a mi compañero de asiento?”

Aunque tal vez el comentario más frecuente sea: “¿Y si no aguanto estar en el avión y me quiero bajar?”

Lo cierto es que pertenecí al primer grupo durante más de 15 años: me imaginaba cosas horribles, que el avión iba a quedarse sin un motor, luego sin el otro y que además podría tener la tormenta perfecta (como la de George Clooney, pero versión cielo) y morirme, pero no de un momento para el otro, sino después de una larga sucesión de eventos desafortunados. 

Hasta que la vida me puso contra la espada y la pared y decidí buscar ayuda e hice un curso y pude volver a subirme a un avión. Con muchísima ansiedad, con mucho miedo, pero me di cuenta de todo lo que había perdido durante ese tiempo. Y años más tarde, decidí empezar una búsqueda más intensiva y profesional y empecé el blog Miedo a los Aviones para encontrar más respuestas y para transmitir mis hallazgos con otros que también pasaran por una situación como la que yo había vivido. 

Las estadísticas muestran que el 30% de la población siente algún tipo de ansiedad al volar (Müller-Orstein y Baumeister, Especialistas en Psiquiatría y Psicoterapia, de Munich, publicado en 1999 por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.). 

Sin embargo, las estadísticas confirman una y otra vez que la aviación es el transporte de larga distancia más seguro del mundo. 

-En 2021 hubo 121 víctimas fatales en accidentes aéreos (de línea aérea comercial) en todo el mundo

-En 2022, la cifra aumentó a 158 víctimas fatales (esto debido a un accidente en China, que se cobró la vida de 132 personas). 

-Según la OMS, cada año hay 1,19 millones de personas que mueren a causa de un accidente de tránsito. Y eso no es todo: se estima que además entre 20 y 50 millones de personas padecen traumatismos y muchos quedarán con alguna discapacidad. 

Pero las cifras -aunque alentadoras- no son suficientes para muchos. La ansiedad que genera la idea de tener algún inconveniente a bordo o de no sentirnos cómodos genera muchas veces un impulso por evitar volar o por volar pero con mucho sufrimiento, desde los días previos en muchos casos. 

El principio del fin

Sin dudas, contar con algunos conocimientos básicos sobre aviación ayudará a poder recorrer con éxito el camino que nos permita reconocer si estamos o no frente a un peligro real.

Es decir, al confirmar que los síntomas que experimentamos no son producto de un riesgo sino de nuestra ansiedad, podremos pasar al plan “B” y poner en práctica algunas herramientas para sentirnos menos tensos, menos alertas. 

Aunque los pilotos cada vez cuentan con más información a la hora de volar, es prácticamente imposible que nos confirmen que hay un 0% de posibilidades de tener turbulencias en todo un vuelo, ya que podría haber turbulencias de aire claro. 

Entonces, ¿qué podemos hacer? La respuesta está en una frase que repiten los psicólogos y a veces no nos gusta escuchar pero es tan real: “aceptar la incertidumbre y aprender a lidiar con la ansiedad”. 

Y por supuesto, poner en práctica algunos tips y herramientas, que harán que nos sintamos con más entusiasmo cada vez que surge la idea de subirnos a un avión. 

En Volar sin miedo creamos un curso con todo lo que tenes que saber para afrontar tu miedo a volar. 

Para más info ingresa a https://avolarsinmiedo.com/nuestros-cursos/

Marian Pérez

Marian Pérez

Lic. en Psicología M.N 57060 Especialista en trastornos de ansiedad y TOC Instructora de Mindfulness Directora de No Sos Tu Ansiedad

Deja un comentario

Sé parte de la comunidad de ansios@s

Llena el formulario para suscribirte a la newsletter

Si te suscribís a mi comunidad, mensualmente recibirás un email con contenidos relacionados a la ansiedad: como podés transformarla, encontrarte con vos, descubrir tu esencia y explorar tus potenciales.

Selecciona tu moneda