¿Alguna vez te imaginaste a tu ansiedad?

ansiedad
Quizás suene raro, pero es una buena forma de darle espacio, visibilidad y aceptación, en contrapartida con la negación o la angustia paralizante. En mi caso, no solo me la imaginé, sino que un día le puse nombre y le di vida. Se llama La Ansie y me acompaña siempre.

Hace algunos años, hubiera surgido como un personaje oscuro, dark, denso, sombrío.

Esos que siempre juegan en contra, negativos, que te dicen «nunca vas a poder hacer eso que te proponés».

Además de corporizar y darle identidad a mi ansiedad, floreció un buen día la idea de generar y construir un espacio dedicado a ella.

Nació de un deseo genuino de formar una comunidad para aprender a gestionar las emociones, encontrar compañía y apoyo, brindarse sin sentirse juzgado y, por qué no, reírse un poco de lo que nos pasa a los ansiosos. 

Así surgió @nosostuansiedad, una comunidad de gente que comparte sus dudas, aciertos, temores, éxitos y fracasos desde una cuenta de Instagram.

La relación con mi ansiedad es de larga data y muy cambiante. 

Cuando me empecé a descubrir en ella, todo era oscuridad y sonidos  ensordecedores. Una especie de alarma que me advertía «alejate del sufrimiento».

No podía expresar lo que me pasaba y reprimía mis anhelos porque me frenaba una continua voz que decía «vos no podés con esto», «no vas a poder con aquello», «no es para vos», «no estás preparada».

Así estuve deambulando durante muchos años, entre la angustia que se apoderaba de mí y la certeza de que algo podía hacer para estar mejor.

Había un inmenso muro que iba más allá de mi voluntad 

Con el tiempo, me fui apropiando de esa idea —de que tendría que vivir así por siempre— la compré y la adopté como parte de mi identidad.

Me colgué una etiqueta en la frente que decía (y me «protegía»):

SOY ANSIOSA.

Mi ansiedad se convirtió en mi jaula de oro. 

Todos esos condicionantes se iban asentando en mi personalidad, y en algún momento llegué a pensar que yo era eso. Que YO era mi ansiedad. Sin embargo, dentro de mí seguía prendida una pequeña lucecita de deseo. 💡

Atravesé etapas de depresión, angustia, llanto, desesperanza, agotamiento y  frustración. Pero nunca dejé de estudiar, trabajar, estar con mi pareja o mis amistades. 

La tormenta se desataba por dentro, en silencio, y no lo hablaba con nadie. 

La cosa cambió hace unos años, cuando conocí a mi actual terapeuta. Empecé a salir del pozo y comencé a exteriorizar ciertas cosas que me pasaban. 

Fue un trabajo lento pero continuo. Sin distracciones. 

Estaba decidida a descubrir qué había dentro de mí, más allá de la ansiedad.

Pude encontrarme —al fin— con mis deseos y mis potenciales. Y empezó a nacer La Ansie, que ya no era oscura y ahora tenía un poco de humor. 

Y hoy:

Me acompaña siempre. 

Me hace reír. 

A veces me hace enojar. 

Otras, intenta cambiar de color y volverse un intruso que me quiere arrastrar hacia épocas confusas.

Pero mi mente cambió y ya no abraza el «no puedo porque soy ansiosa».

NO.

Simplemente me pongo a conversar con ella: «Bueno, Ansie, gracias por aparecer, pero estás exagerando, vas a ver que no va a pasar nada».

Y sigo con mis cosas.

Preguntate cómo es tu ansiedad

Me parece un sano ejercicio que le des una forma, una vida, un presente, un lugar importante en tu cotidianidad.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, no hay que negarla, taparla, o intentar controlarla.

La ansiedad no se controla, sino que se aprende a gobernarla.

Las emociones hay que vivirlas y, cuando se presentan con una fuerza que nos provoca malestar, e incluso dolor, hay que saber manejarlas y gestionarlas.

El espacio terapéutico, junto con trabajos que nos permitan conectarnos con nuestro interior y con el presente, son los enfoques que siempre recomiendo para comenzar a transitar un camino de paz interna y bienestar emocional.

Si vos o alguien de tu entorno está necesitando ayuda, no dudes en escribirme y contarme tu situación.

Me encantaría ayudarte. 

Por aquí podrás reservar una entrevista inicial

¡Hasta la próxima!

Marian Pérez

Marian Pérez

Lic. en Psicología M.N 57060 Especialista en trastornos de ansiedad y TOC Instructora de Mindfulness Directora de No Sos Tu Ansiedad

Deja un comentario

Sé parte de la comunidad de ansios@s

Llena el formulario para suscribirte a la newsletter

Si te suscribís a mi comunidad, mensualmente recibirás un email con contenidos relacionados a la ansiedad: como podés transformarla, encontrarte con vos, descubrir tu esencia y explorar tus potenciales.

Selecciona tu moneda